Entradas

Mostrando las entradas de abril 21, 2022

Julio Cortázar

Hoy desde el despuntar del alba y hasta que se hizo noche traté de escribir un cuento. Un cuento que no fuera ni demasiado corto ni demasiado largo, más o menos como cualquiera de los de ese Cortázar. Aunque la verdad no supe ni cómo empezarlo o darle forma; y por lo mismo, ni cómo terminarlo; porque si te comparas con el argentino quedas como un pibe retardado y como un estúpido de cuarta; porque nadie puede estar más solo ni más abandonado que ese cuate. Y así... ¿Cómo le ganas? O al menos cómo te le igualas. Yo por ser como él no pagaría la poca felicidad que tengo, que es en realidad muy poca, tanto que no vale un ápice, ni mueve ninguna balanza. Pero aun así, no quisiera ser como ese tipo de barba rala, pues cuando leo cualquiera de sus cuentos cortos, me quiero cortar las venas o lanzarme de algún puente que sea lo demasiado para tener la muerte asegurada. Son profundamente tristes, de una tristeza desesperanzadora. Me mueven a la derrota. Si tú algún día has pensado leerlo