Entradas

Mostrando las entradas de abril 3, 2022

Poemas simples

Paseo Doy un paseo por el infinito Mientras me acuerdo a dónde dejé mi cuerpo.   No me hace falta, no lo necesito. Sólo los sentimientos Que se llevó consigo.   Espero Espero dejar de esperar Que tú me quieras O que te olvide yo.   Pero ya he perdido Toda esperanza.   Por eso Me desespero en la espera De cómo chingados poderte Olvidar.   No Soy No soy lo que tú piensas Ni tampoco lo contrario. Pues veinte años No te fueron suficientes Para conocerme.   Así que ahora Al firmar este papel Corroboras que no soy Esa que tú piensas Ni esa que pensaste Que era yo.     Sálvame Sálvame de la soledad. De la soledad que duele y que lastima. De la soledad sin nada. Sin alguien que la acompañe. De la soledad oscura y fría.   Por favor, ven y sálvame. Sálvame, de esta soledad Mía.   Supongamos Supongamos que me viste llorar Y creíste que fue por tu partida. No aquella cuando cerraste la puerta. Sino esa en que desmadraste todo.   Saliste de mi vida como demonio de Tasmania. No quedó nada en pie. Ni

In Washington D.C.

Cuando la nostalgie te ataca… — y tú que te creías que estabas hecho a prueba de balas de lágrimas — , and you are in the “ Capital of the Imperio ” having “ Tris della casa ” : Farfalle, vodka e salmone, tagliatelle verdi pasticciate, agnoloti al ceci con salsa all’aragosta; en un restaurante super elegante que por supuesto tú no pagas, con una copa de fino vino blanco que nunca ve el fondo porque por más que le tomas, alguien viene y la llena a cada rato ; y la gente hablando de negocios de millones que ya quisieras ver uno en tu cuenta de banco con algunos billetes verdes en tu bolsillo. Entonces te pones a pensar en un poema de “Fotografías con Vida” de esas que has visto esta semana. La mayoría de las veces de mujeres increíblemente hermosas (o a lo lejos así te lo parecían, y de cerca lo confirmaste). Una de ellas sentada en una banca: la pierna cruzada, la falda negra corta a media pierna; la boina roja tendida hacia un lado, dejando escapar un fleco del cabello, la blusa negra