Entradas

Mostrando las entradas de agosto 15, 2021

Poemario II

Hombre en Llamas Soy un hombre en llamas Que arde por dentro. Necesito de tu agua Y de tus líquidos todos. Para apaciguar esta hoguera Que me consume por dentro.   Tú, todos lo tienes. Déjalos salir. Deja que vengan a extinguir este fuego que me quema, que me calcina por dentro.     Un Perro Un perro. Soy un perro Famélico y sarnoso Vago por las calles Sin dueño y sin destino. La vida es una pelea eterna. El pedazo de carne. El hueso suculento. La oportunidad del sexo.   Tener un techo, Un baño, Una buena comida... Son lujos que no merezco. Pero tengo la bendición de la lluvia, La libertad del aire, El libre albedrío de mis cuatro patas Y de mi cola que muevo, Con el compás del viento.   En esta vida de perro. Si algo no gano... Tampoco pierdo.          Room Dentro de estas cuatro paredes Quiero que seas mi puta Una puta que todo hace Pero que no cobra dividendos.   Dentro de estas cuatro

Los dos Pacos

Sabías amigo que hay dos Pacos que conviven en mi cuerpo... Uno es sano, activo, deportista y tiene planes para vivir cien años; el otro es flaco, enfermizo, vulnerable y sabe de cierto que morirá pronto. Uno es extrovertido, jocoso, dicharachero y extremadamente contagioso; el otro es introvertido, melancólico, nostálgico, poeta profundísimo y habitante del país de las soledades y de los silencios. A uno lo quiero tanto y al otro lo detesto. Lo malo es que no sé cuál es cuál, y quién es quién, porque habitan mi cuerpo a destiempos sin que yo me cuenta, y alteran mis sentimientos de la noche a la mañana, o de la mañana al mediodía o a la tarde. El animoso hoy me entretuvo por la mañana y me fui a correr, después me puse a limpiar la casa. Prendí la teve y vi un partido de futbol y para refrescarme fui y tomé una cerveza del refri. De pronto entró un aire frío por la ventana cargado de nostalgia y el Paco melancólico aventó al otro por un lado y se apoderó de mi cuerpo. Para

Para ti que me has hecho el día

Hoy escribo para ti que me has hecho el día, la tarde y los sueños de la noche. A ti que me amas de prestado, sin que yo tenga contigo firmados papeles de por medio, porque esos los tienes sellados con otro que ya no forma parte de tu ecuación ni de tus planes; así que no hay culpa ni culpables. Hoy con estas letras te digo gracias por esas minúsculas cosas que para los otros no cuentan y que hasta les pasan desapercibidas. ¿Qué sé yo? Una mirada, un abrazo, un beso pequeño, un mensaje inesperado y esperado, un “Ya llegué” , un “Después te llamo” , un “Te extraño” sincero, el que me pases un vaso de agua con hielos. Hoy entiendo que el amor está hecho de repeticiones. Cuando estás faltan, cuando se alargan, llega el olvido. Cuando suceden, el amor echa raíces. Hoy entendí que uno se enamora de la persona con la que se acuesta, porque en ese pequeño rectángulo pasa todo. En él se sintetiza la vida: lágrimas, emociones, risas, gritos, tristezas, equivocaciones, descubrimientos,

Pensar en el suicidio

Esta carta es para ti, amigo, amiga; que como yo, has pensado en el suicidio. Mira que ya lo he considerado varias veces y he ideado el modo, la forma de que sea pronto, rápido, que no me duela, y de que no lo sufra o de que no lo sufra tanto. ¡Ah! Y sobre todo que no haga sufrir a aquellos que aún me quieren. Te preguntarás... ¿Por qué he pensado en quitarme la vida si no estoy desahuciado, si no soy un viejo decrépito que sirve para muy poco y sólo estorba? Y también... ¿Por qué no lo he llevado a cabo? Te preguntarás que quizás no tengo todo lo material que ofrece la vida, como una casa decente, dinero, autos y todas esas pertenencias que podrían marcarme como un hombre “De éxito” , o bien, viajes por el mundo a lugares cosmopolitas, cenas y comidas en restaurantes con tres o cuatro estrellas Michelin , en Nueva York, en la Ciudad de México, en París, en San Francisco, Nueva Delhi o Londres; o estancias en hoteles Gran Turismo, donde después de un tratamiento de SPA me diga “H

Mi propio Padre Nuestro

Dios nuestro que estás en algún lugar del universo...               O probablemente de cierta manera en todo. Que tú nombre sea Santo y que tú reino permanezca por la eternidad y que este nos acoja. Que tu designio de cumpla en la Tierra como en cualquier planeta, sol, astro, cometa o galaxia del universo. No nos des el pan de cada día. Permite que vayamos a ganarlo de manera justa y honesta. Perdona si hemos ofendido el orden de las cosas, del ecosistema que habitamos. No te ocupes de nuestras acciones que nosotros podemos saber si éstas han causado mal o tristezas a nuestros semejantes o a cualquier ser vivo o al ambiente que nos rodea; y en nosotros está guardar rencores o enojos para quienes nos han causado una ofensa, un mal, de manera voluntaria e involuntaria. Ocúpate del buen orden del universo, que aquí nosotros nos ocuparemos de las tentaciones; sean estás buenas o que traigan consecuencias adversas para con nosotros o para con otros, así sean seres animados o inani