Entradas

Mostrando las entradas de julio 19, 2022

Mujeriego

Ahora que se ha puesto tan de moda el término “Maestra”, “Maestro”, declaro que yo no quiero ser maestro de nadie, sino de mi misma persona. Quiero enseñarme todavía a leer en voz alta, luego a leer en silencio moviendo suavecito los ojos de una línea a otra; para entonces escuchar, como si yo fuera su amigo, lo que dicen las vocales en voz baja, para verlas con las consonantes, enredadas, en abrazos para crear interjecciones, silabas, palabras y sentencias –esas que antes se llamaban oraciones–. También quiero enseñarme un nuevo idioma, sin tutor, sin maestro. Uno diferente, de esos que se escriben como si uno estuviera haciendo con el lápiz rueditas o ganchitos, uno de esos que para hablarlos bien hay que usar turbante y una túnica blanca; aprenderlo, aunque a mí me falte la barba. También quiero ser mi propio aprendiz y enseñante para adivinar todas las formas que existen de cómo amarrarme las agujetas de los zapatos tenis. Sí, también quiero enseñarme a saber escuchar una buena mús